Home Finanzas Personales Las reglas de oro de la planificación financiera

Las reglas de oro de la planificación financiera

490
0
SHARE

Estos principios financieros nunca cambiarán o se volverán irrelevantes.

Síguelos si quieres proteger tus finanzas contra la incertidumbre.

Ten un plan, ¡se rico!

Esta es, quizás, una virtud que puede neutralizar el impacto de varios pecados financieros. Un plan actúa como una guía a lo largo de tu viaje financiero. Incluso si los trastornos nacionales y globales afectan tus inversiones, te ayudará a retomar el camino. En el nivel macro, la planificación afecta a todos los aspectos de las finanzas personales. Ya sean impuestos, seguros o metas trazadas. 

Puedes reducir las pérdidas, mejorar las ganancias y evitar el dolor y el pánico de una crisis financiera o de la vida. Un plan financiero incluye tus necesidades y deseos. La estrategia apunta a desplegar el dinero en las vías correctas para que lo tengas cuando lo necesites. Como primer paso, calcula tu valor existente e identifica los objetivos para los que necesitarás dinero en el futuro. Calcula la cantidad exacta requerida para cada meta. No olvides tener en cuenta la inflación y el horizonte de tiempo en el que lo deseas. Descubre tu capacidad para asumir riesgos y luego elige los instrumentos en los que quieres invertir (asignación de activos). Vincula tus inversiones con los objetivos.

Elabora un plan para tu etapa activa.  Puedes invertir sin agotar tus finanzas y al contrario empezar a construir un capital. Más importante aún, si es una inversión a largo plazo. esta te ayudará a ganar con el poder del interés compuesto. Entonces, si se te despierta la necesidad de jubilarte a los 40 años. Es probable que ahorres mucho menos que si comenzaras tu plan a los 25.

La mayoría de las personas están tan concentradas en invertir y construir activos que se olvidan de cubrir sus riesgos. Es crucial asegurar a tu familia y tus finanzas adquiriendo una cartera de seguros adecuada. Esta es la segunda constante que no cambia con el tiempo. La mayoría de la gente compra seguros para ahorrar impuestos . Como inversión, el seguro de vida es el segundo destino de inversión más favorecido después de los depósitos fijos. Lo que representa el 25% de la riqueza de los pequeños inversores.

Sin embargo, es importante que no mezcles tu seguro y tus inversiones. La base de tu pirámide de seguros debe comprender planes de protección pura. Estos cubren el riesgo de muerte (planes a plazo), problemas de salud (planes médicos) y accidentes (coberturas de accidentes / incapacidades). La cantidad de cobertura que tomes, ya sea vida o salud, dependerá de tu estilo de vida, ingresos, dependientes y requisitos. Luego, considera las pólizas de seguro que pueden ayudarte a alcanzar tus metas financieras. Estos incluyen planes tradicionales que puedan ayudarte a construir riqueza(seguros de retiro).

Los otros planes de seguro que deberías contemplar son aquellos que cubren los bienes raíces y el contenido del hogar. Los cuales son bastante económicos con las coberturas esenciales.

Nunca ignores los impuestos. Al igual que la muerte, los impuestos nunca desaparecerán. Si bien las reglas pueden cambiar de vez en cuando, los impuestos no lo harán. De hecho, afecta todos los aspectos de nuestras finanzas. Desde los ingresos y asignaciones hasta las inversiones. Así como los activos que compras o vendes. Miralos como una forma de reducir tus pérdidas y aumentar tus ganancias.

Opta por la ayuda de un planificador o profesional de impuestos si lo necesitas, pero comienza a tiempo. Divídelos en tres secciones: inversiones en ahorro de impuestos (deducciones / exenciones), pago de impuestos y presentación de declaraciones. Haz un calendario para cada uno, porque postergar no solo resultará en confusión, sino también en pérdidas y penalizaciones. Planifica tus inversiones de ahorro de impuestos al comienzo del año financiero. Calcula cómo maximizar las exenciones y deducciones en varias secciones. Consulta la lista de otras exenciones y deducciones, seguros de retiro, seguros de vida, las donaciones y caridades para saber cuánto más puedes ahorrar.

Ten en cuenta la forma en que se registran tus inversiones para que puedas comprar y vender activos pagando un impuesto mínimo o nulo. Puedes compensar tus pérdidas con las ganancias de un año en particular. Recuerda realizar los pagos de los impuestos a tiempo mediante la verificación de los plazos y sus vencimientos.

Monitorea tus inversiones

La implementación de un plan y la creación de una cartera pueden desperdiciarse si no se monitorea periódicamente. Una revisión es esencial para marcar el progreso hacia tus metas y tomar medidas correctivas, si es necesario. Un asesor financiero podrá orientarte en esta área. Este punto es tan importante como un chequeo médico. Debes monitorear tus inversiones trimestralmente para objetivos a corto plazo y anualmente para objetivos a largo plazo.

Si bien, algunas personas muestran una exuberancia excesiva, verificando dos veces por semana o más.  Es prudente hacerlo a intervalos más largos. En las condiciones cambiantes del mercado. Una cosa importante a analizar es la asignación de activos, que podría haber cambiado y deberá ser reequilibrada.

La venta de un activo que está rindiendo bien y la compra en una clase de activos perdidos, puede parecer contraintuitiva, pero a mediano y largo plazo, una cartera basada en la asignación de activos tiene una mejor oportunidad de superar al mercado.

¡ Está alerta! Cuanto más cambian las cosas, más se mantiene esta regla. Un buen plan financiero no solo significa invertir en las vías correctas y monitorear el progreso del plan.  Sino también garantizar que no pierda su dinero duramente ganado por fraudes, robo de identidad y pura ignorancia. El conocimiento financiero y la precaución pueden traducirse en mayores ganancias y menos pérdidas para usted en cualquier condición de mercado.

Puedes comenzar tomando nota de las diversas tarifas y cargos que están restringiendo tu presupuesto y reduciendo tus ahorros. Ya sea el uso de tarjetas de crédito o la planificación de viajes, la banca o las transacciones de bienes raíces, asegúrate de no regalar más de lo que deberías. Tampoco es recomendable invertir en un instrumento del que no sabes nada, especialmente cuando se trata de inversiones en acciones. Existen profesionales especializados es estos temas, educate y asesorate.

La mayoría de los expertos opina que los fondos mutuos son una forma mejor y más segura de invertir en capital porque su dinero está siendo manejado por profesionales experimentados. Del mismo modo, es esencial estar al tanto de las nuevas reglas impositivas y esquemas de inversión para maximizar tus ahorros.

Si no conoces las diversas deducciones de impuestos de las que puedes disponer, estás reduciendo tus ahorros. Incluso incurriendo en pérdidas que podrías haber generado en contra de tus ganancias. La venta indebida es otro bache que puede evitarse si estás bien informado acerca de los productos financieros, ya sea seguros o transacciones bancarias.

Facebook Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here